Loader

Qué hacer si se te rompe la luna del coche

Qué hacer si se te rompe la luna del coche

Qué hacer si se te rompe la luna del coche

Vamos conduciendo alegremente rumbo a nuestras vacaciones y, de pronto, un chasquido suena en nuestro parabrisas y una grieta se abre en el cristal. Se nos acaba de aguar la fiesta. La rotura de lunas es un problema habitual y peligroso que acontece de improviso y debemos atender con rapidez para evitar que los daños sean mayores. La seguridad del vehículo y la de sus ocupantes está comprometida si el cristal se agrieta o rompe. Aunque los cristales están diseñados para aguantar fuertes impactos, el golpe en marcha con algún elemento suelto de la carretera puede traducirse en el rasgamiento de la luna, con pérdida de visibilidad, o incluso llegar a representar un peligro grave si el choque ha infringido un daño mayor en el cristal, o incluso lo ha hecho estallar en mil pedazos.

En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer si te sucede esta incidencia es llevar inmediatamente tu coche al taller de reparación de lunas, ya que hay que llegar a tiempo para que la situación no empeore si es solo una grieta. Es mucho más fácil, barato y rápido reparar una luna que cambiarla por completo.

Pero… ¿qué hago si la luna se ha resquebrajado por completo y la he perdido? Detén tu automóvil y evita conducir en esas condiciones, es peligroso. Avisa a tu seguro y espera ayuda. Los cristales de los coches deben cumplir con la norma de seguridad de que, cuando se rompen se descompongan en micro fragmentos que eviten cortes al usuario. Conducir sin parabrisas no es una buena idea ya que comporta riesgos que no debemos correr ninguna manera. Si la rotura ha sido por robo y quieres recoger los cristales sueltos debes hacerlo con cuidado, provisto de guantes, y aspirando los microcristales con aspiradora deshaciéndote de todos para evitar cortes en un futuro. Para que el coche quede protegido de manera momentánea coloca un plástico en el hueco donde antes estaba el cristal. Eso te ayudará a llegar al taller sin incidencias adicionales. Tu seguro te indicará el punto más cercano en el que tu cristal puede ser repuesto y podrás seguir tu camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parte superior